La Sele

El único enemigo de Vucetich es el tiempo