La Sele

El pequeño gigante Darwin Pinzón, un enamorado del fútbol