Somos La Sele

Recordando una llamada muy emotiva, ¡Rommel por siempre!