Somos La Sele

Dato curioso, a Román Torres no le quedó el sombrero típico