Tenis

Djokovic y Nadal avanzaron a octavos de final por caminos muy distintos