Olimpismo

Ishchenko y Romashina, las reinas del dúo