La sele

Lamento por un lado y esperanza por el otro