Fútbol internacional

Barcelona esconde sus cartas y rehuye del favoritismo