Fútbol internacional

El Barça asume que la Liga no está en sus manos, pero no la va a tirar