Fútbol internacional

Argentina tuvo que esperar 24 años para volver a una final